Dolor de oído

Un dolor de oído puede ser agudo, sordo, urente, transitorio o constante. El dolor de oído se produce por la acumulación de líquido en el oído medio y por la presión que este líquido acumulado ejerce sobre el tímpano. El oído medio es el que está situado entre el tímpano y el oído interno. Es una cavidad que tiene un drenaje estrecho y corto llamado la trompa de Eustaquio hacia las cavidades nasales. Cuando por causa de un resfriado o de una infección bacteriana se produce la obstrucción de la trompa de Eustaquio debido a un edema, se impide el drenaje normal de líquido desde el oído medio hacia el exterior y el líquido se acumula provocando una mala ventilación, dolor y pérdida de la audición. Los síntomas de una infección del oído pueden incluir fiebre, dolor de oído, en los niños aumento del llanto y manifestación de molestias. También una pérdida de la audición leve durante o inmediatamente después de la infección de oído.

Centro Auditivo AudioMar Avda. Mallos, nº 20 - A Coruña