Comarca - A Mariña

Pequeñas miserias

Opinión.— Estas últimas semanas post-electorales han puesto de manifiesto los bajos fondos de la política y sus pequeñas miserias humanas. Y es que los sueños y ambiciones económicas de algunos políticos han estado muy por encima, no ya de los intereses de la ciu- dadanía a la que representan, sino incluso por encima de los intereses de los partidos que los sustentan.

Todo Cambia

Opinión. Perfecto Conde.— O meu querido norte de Lugo é como se acabase de saír aínda dunha longa noite de pedra. Por primeira vez, dende o franquismo, ten concellos coma os de Ourol, Alfoz, Trabada e Lourenzá aos que lles acaba de chegar o cambio. 
Non digo que ata agora non se libraran da ditadura, pero si que van estrear formas de goberno municipal que no resto de Galicia e de España xa se probaron dende hai 33 anos. Tempo era!

FOTODENUNCIA JUNIO

Rula López ha desatado una ola de solidaridad este mes al denunciar que el colegio público de Ribadeo permitió que su hija Abril, de 6 años, estuviese "cagada" durante más de tres horas. Abril padece una discapacidad intelectual severa y no habla, por lo que  tiene una cuidadora asignada, junto a otros dos niños. La cuidadora salió de excur- sión y nadie cambió a Abril, aunque sí avisaron por mensaje a su madre de que acudiese a cambiarla. Mensaje que Rula, que estaba trabajando, no vio hasta tres horas después.

Bernardo Máiz: “Seguimos gobernados por xente con mentalidade de verdugos”

A praia de Abrela, en O Vicedo,  que en 1946 viu marchar cara o exilio a unha vintena de guerrilleiros; o lugar de O Candedo, en Ourol, onde foron asasinadas as as catro irmás Casabella; ou as conserveiras de Celeiro, en Viveiro, cuxas obreiras foron vítimas de agresións sexuais cando os fascistas tomaron Viveiro o 21 de xullo de 1936, son parte da xeografía mariñá da resistencia ao franquismo e a súa conseguinte represión sanguenta.